spices

 

 

 

 

 

 

 

 

Anís

Es una de las plantas medicinales más antiguas que se conoce. Originaria del Mediterráneo meridional, Egipto, Asia Menor e Islas Griegas. Es cultivada en climas cálidos desde la antiguedad. Es usada para aromatizar licores, pescado, aves, sopas cremosas, salsas, pasteles, galletas y confitería en general. Las hojas se comen frescas en ensalada, con verduras o con queso cremoso.

Descripción:

Los granos de la planta anual del anís, de alrededor de 50 cm de altura, tienen forma de farolillos puntiagudos. Normalmente, son visibles todavía los tallitos que los unía a la umbela floral. Los granos de color marrón verdoso tienen un sabor y un olor dulce

Un Poco de Historia:

Es una de las especias más antiguas, difundida entre los Egipcianos, los Griegos y, sobre todo, los Romanos que la usaban para darle sabor a las comidas a base de pollo, cerdo, verduras y pequeños dulces con especias que se servían como digestivo. Conocido en Inglaterra desde el siglo XIV, era utilizado en la preparación de tortas, pan y golosinas, entre ellos el famoso pan de jengibre, vendido en las ferias de pueblo ya desde la época isabelina.

Si bien no son parientes, desde el punto botánico, hay tres plantas que responden al nombre de anís, estas son: el anís verde (Pimpinella anisum), el anís estrellado (Illicium verum) y el anís picante (Xanthoxylum piperitium).

Uso en Cocina:

Sus semillas se utilizan como condimento en panadería y repostería, en la elaboración de licores, así como en algunos currys y platos de marisco. Todas las partes vegetales de la planta joven son comestibles. Los tallos tienen una textura parecida al apio y son mucho más suaves de sabor que las semillas.